LA ESCALERA DE LA RETROALIMENTACIÓN

La Escalera de la Retroalimentación es una herramienta que ayuda a cultivar una cultura de la valoración. Es una guía que puede ayudar a otros a apoyar la indagación en el aprendizaje, estableciendo una cultura de confianza y apoyo constructivo.” (Heidi Goodrich) 

Los peldaños de esta herramienta están conformados por: 

Aclarar: 

Aclarar la información que quizás se omitió por alguna razón, esto se logra a través de hacer preguntas que ayuden a identificar los aspectos que no estén claros o que presenten alguna dificultad para su comprensión, esto antes de dar una realimentación adecuada. 

Valorar: 

Se refuerzan los aspectos positivos del trabajo realizado, destacando las fortalezas, motivando a continuar con la actividad para mejorar su desempeño y además de que se genera la confianza y empatía necesaria para una auto reflexión, fomentando así, la autovaloración. 

Expresar inquietudes: 

Espacio para expresar las inquietudes sobre las actividades a realizar, contratiempos que se puedan presentar, inconvenientes en su realización o aspectos que generen algunos problemas por cuestiones de tiempo, disponibilidad, recursos, actividades adicionales, entre otros. Escuchar a los estudiantes, y establecer nuevos acuerdos para la realización de los productos o actuaciones. 

Hacer sugerencias: 

Una vez que se ha revisado y valorado el trabajo presentado, clarificado las inquietudes, problemas y resultados obtenidos, se procede a realizar una serie de sugerencias, que le ayudarán a mejorar el producto elaborado, con el propósito de aumentar el nivel de desempeño del estudiante para los próximos entregables. Se enfatiza claramente que sólo son sugerencias, no órdenes y que él tiene la libertad de seguirlas o no según lo estime conveniente.

Evaluemos la comprensión de una historieta

LA ESCALERA DE LA RETROALIMENTACIÓN

Cuando un profesor o un estudiante está retroalimentando es recomendable que este proceso considere los siguientes pasos propuestos por Daniel Wilson en su Escalera de la Retroalimentación:

¿Qué es la retroalimentación?

  • La retroalimentación es un proceso que aporta información sobre las competencias de los estudiantes, sobre lo que sabe, lo que hace y la forma en cómo actúa.  La retroalimentación permite describir el sentir, pensar y actuar de los estudiantes en su contexto.
  • Es una descripción de hechos, percepciones y sentimientos.
  • Es un proceso natural que se da en diferentes contextos de la vida.
  • Es un proceso de diálogo continuo que se dirige a comportamientos que se pueden cambiar.
  • Es específica y concreta.

¿Qué no es la retroalimentación?

  • Reproche, crítica, consejo, interpretación.
  • Una manera de legalizar la agresión, el castigo.
  • General o abstracta.
  • Dirigida a aspectos fuera de control del estudiante.
  • Inoportuna y desproporcionada.
  • Un proceso impuesto sin opción a acuerdos.

¿Cuándo puedo utilizar la retroalimentación?

Lo mejor es que la retroalimentación sea constante, es decir, que nunca se dejen de aprovechar las instancias en que puede efectuarse. Por ejemplo, cuando entrego los resultados de una evaluación, cuando se realizan exposiciones orales, cuando un estudiante responde una pregunta en la sesión de aprendizaje, cuando un estudiante se equivoca, cuando un estudiante acierta, cuando aportan a la clase, cuando no participan.

Fuente: Protocolo de la escalera de la retroalimentación

https://ies7-sfe.infd.edu.ar/aula/archivos/repositorio/0/75/protocolo-escalera-retroalimentacion.ppt.pdf

¿Cuándo puedo utilizar la retroalimentación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *